viernes, 5 de marzo de 2010

Conciertillos de "ruacanrrol" (a mí me daban dos).

Hace algún tiempo una entrada sobre los Kiss en el blog de Javistone dio pie a un pequeño debate acerca de los conciertos de rock'n roll. Cómo plantean los artistas sus conciertos, qué esperamos el público de éstos, etc. En ese sentido el señor Javistone comentaba que los conciertos de Kiss le parecían la quintaesencia de lo que tiene que ser un show de rock'n roll. Hablándolo con un colega me confirmaba un poco esa idea . Me decía que cuando él va a un concierto busca espectáculo y entretenimiento. Servidor se ve obligado a discrepar.
Ya he dicho alguna vez (lo que pasa es que lo he dicho en voz baja y por eso no se me ha oído aquí en el blog) que no entiendo los conciertos, la música en vivo como un espectáculo. Yo quiero algo más, algo diferente. Voy a un concierto esperando que sea una experiencia única. Que empiecen a sonar los acordes de la primera canción y sean la megafonía que anuncia el comienzo del viaje. Un viaje musical a través del espectro de las emociones humanas, con parada en cuantas más estaciones mejor. Quiero ir del intimismo (pensar que están cantando para ti nada más) a la euforia colectiva. Quiero ver esas jam sessions y esas pequeñas improvisaciones que sabes que sólo se podrán oir esa noche, en ese lugar. Quiero disfrutar de esas versiones un poco, o muy diferentes a las de estudio y de esos momentos de complicidad entre artista y público que sólo pueden ocurrir en directo. Y si a los músicos les da por bailar pues mucho mejor. Y si se maquillan o hay llamaradas, fuegos artificiales, globos hinchables o enanos haciendo striptease pues vale. Pero que no molesten por favor. Que nadie se olvide que aquí lo importante es la música. Las canciones y tu y yo haciendo el cafre, faltaría más.
Más o menos es eso. Pero no se corten, comenten, comenten, ponganmé a parir (los médicos dicen que es terapéutico) y digan que es lo ustedes esperan de un concierto. Como decía el Marqués de Sade a los invitados a sus fiestas: si participamos todos, esto será más divertido...
Ya que la entrada es un churro dejo un regalito como recompensa para quién haya aguantado hasta aquí (y también para ti, querido visitante que nunca comentas porque vienes directo a por el enlace de descarga). Se trata de un concierto de Bruce Springsteen fechado en el 31 de Diciembre de 1975. Como me explico malamente al menos esta grabación puede transmitir bastante bien la idea que he intentado expresar hoy.



Y un vídeo también muy ilustrativo para que no os aburráis. Esta en dos partes porque es muy largo.



15 comentarios:

El rey lagarto dijo...

Para mi un concierto de Kiss es todo lo contrario de lo que tiene que ser un concierto de rock and roll. Para mi es una pantomima.

Un concierto de rock and roll tiene que ser alma, soul, pasión, corazón, comunion, autenticidad, simbiosis entre publico y artista, emociones encontradas y diferentes a lo largo del mismo, algo muy diferente a un disco... Los cañones, muñecas hinchables y las caras pintarrajeadas solo son un circo para enmascarar en algunos casos la falta de pasión y espíritu por lo que se hace, la falta de autenticidad camuflada bajo atuendos y circense varios.

Un concierto de rock and roll es lo que podemos ver cuando vemos a Springsteen por poner uno de los mejores ejemplos.

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Majestad, su comentario me ha encantado. Un pivilegio tenerlo en mi bando.
Fans histéricos de Kiss, aunque yo piense igual que él, las ostias dádselas al Rey Lagarto que se encuentra mejor preparado que yo para estos menesteres (ya sabés, parte y reparte...)

Scott St. James dijo...

Yo no tengo muy claro que los Kiss sean la quintaesencia de los conciertos de rock a secas, supongo que si son los reyes del rock-espectáculo y una vez en la vida hay que verlos, pero prefiero mil veces antes por ejemplo a los Black Crowes, a los que se les nota absolutamente concentrados en la música por encima del juego de luces.
Saludos (y ahora voy a por el jugoso enlace este, je je)

TSI-NA-PAH dijo...

Todo tiene su razon de ser, ver a Kiss como si fuera Dylan o ver a Dylan con la parafernalia de Kiss, seria de lo mas ridiculo.Young,Dylan,etc..se valen por si solos , ellos y su musica.Kiss,Maiden,etc.Su musica necesita de parafernalia, y no porque su musica sea mala, o falta de algo.Es que cada cosa necesita de su envoltorio.
Un abrazo

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

De acuerdo con lo que comentáis. Kiss tienen un montón de temazos nadie les va discrutir su grandeza sobre un escenario. Lo mismo pasa con Maiden. Lo que ocurre es que a veces parece que fuera más importante el llevar un montaje espectacular con el que epatar al público y tampoco tiene que ser eso. Un poco de espontaneidad nunca está de más.
Gracias por pasaros.

javistone dijo...

Es que lo que dice TSI-NA-PAH es la idea, no todo debe funcionar de la misma forma. Cuando dije que KISS eran lo que yo entendía por espectáculo de rock & roll lo decía en cierto sentido. Para mí lo de KISS, o los acdc, stones, U2 (zootvtour, no lo actual),... representan el concepto de concierto... m´`as allá de la música. Es montar un circo en el que la música jamás debe quedar relegada, sino que es el vehículo para que lo demás, los artificios, jueguen a favor de las canciones. Y no voy a negar que mis conciertos favoritos han sido los más íntimos. Sin ir más lejos, hace dos semanas vi a dayna kurtz sola con sus guitarras (o ni eso, llevando el ritmo con la mano y su pierna) y fué apoteósico. igual yo también prefiero mil veces a los crowes que a kiss, vi a nick cave que es la sobriedad personificada, y a la primera canción ya estaba levitando. Pero eso no quita que cuando vi a U2 en el 93 ALUCINÉ, ni que ver a dave wyndorf enceder a las masas prediendo fuego a su guitarra me pareció colosal.
En fin... esto daría para largo.
Saludos cordiales.

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Pero que bien que te expresas Javistone, jaja. Sólo por eso te perdono que no hayas pasado por los morros esos conciertacos en los que tú has estado y nosotros no, jaja.

javistone dijo...

jajaja... gracias esquimal... ¿A quien de los que he citado no has visto? El de los Magnet fué en el festimad, frente a hordas de fans de metallica que desde la mañana habían copado la primera zona del escenario jodiendo todo el dia al resto de peña, una locura. El de Nick Cave fué en la riviera de madrid, ALUCINANTE. A los Crowes en Caracol, conociendo a chris y steve gorman el dia antes (tengo pruebas fotográficas),... joder, habria que poner un post de grandes conciertos a los que hemos asistido, no en plan competición, claro. Posiblemente descubririamos que muchos de los blogeros han coincidido mas de una vez.

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Fijo. De todos modos te recuerdo que yo vivo en el polo y por allí no se hacen muchos conciertos. El Cave en directo debe ser un espectáculo. A U2 nunca me lo he llegado a plantear (demaisada pelea por las entradas para mis nervios). Los Magnet no me gustan mucho la verdad. Con lo de los Crowes me das una envidia de la leche, aunque reconozco que cuando los ví en el Azkena fue exactamente lo que esperaba, casi casi como si el set-list lo hubiera elegido yo.
Lo que dices de Dayna Kuritz (a quien por cierto nunca he escuchado) me recuerda lo mucho que me flipó Elliott Murphy la primera vez que lo ví. Sólo guitarras acústicas ¿para qué quieres más?

javistone dijo...

Ya te pasaré algun disco de la kurtz, una tipa con una voz tan enorme como ella, un talento tan tremendo con la acústica como con el slide guitar,... talento a destajo. En el concierto del otro dia, como dije en otro comentario, de repente suelta las guitarras, le pega un traguito a su whisky, cierra los ojos, y comienza a llevar el ritmo golpeando su pierna con la mano... y nos deja a todos ALUCINADOS. Moló tabien que preguntara si alguien queria escuchar algún tema en concreto y nos hizo caso a un tipo y a mí que solicitamos casi al unísono el clásico Thouse were the days que fué... uno de los momentos más emotivos que he disfrutado en un concierto, de esos de las lagrimillas en los ojos.
otro ladrillo en el muro del esquimal.

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Que maravilla lo que cuentas, algo habrá que catar de esa señora. Lo de las peticiones me recuerda un concierto de Quique González hace un montón de tiempo, que no traía repertorio y se dedicó a tocar las canciones que le pedía la gente o las que le apetecía en ese momento. Estuvo muy bien aquello.

recopetin dijo...

Hola GABBA GABBA HEY, con ese nombre sobra que te pronuncies sobre lo de los KISS. Los RAMONES, eso me gusta a mi.
PERSONALMENTE busco sobre todo VERDAD, algo autentico, y es tan jodidamente dificil de encontrar! Busco imperfección, busco atropello, busco tensión y busco nervios. NO exijo nada, esto para mi es muy importante.
Me encantan los muy poquitos que se plantan ahí arriba a hacer música sin mas, a sacar lo que tienen dentro a ser posible sin guión y me gusta que se inventen cada momento del concierto cada noche. Ahí es nada... Adoro a los grupos que son capaces de tocar sin "Setlist" previsto.
Esto claro es una manera particular de entender la música, distinta a la de la técnica y la ejecución. Son los momentos de gloria a lo Leo Messi o el Diego. Vía libre a la brillantez y genialidad. Y recordemos que a priori no nos educaron para esto.
Cómo si los conciertos de rock pudieran ser un poco mas Jazz, pero mejor todavía.
Y para acabar la mandanga que resumen todas mis aspiraciones. El lugar con el que sueño (y he flipado docenas de veces que estaba allí) con ver a cualquier grupo es en su local de ensayo (incluidos KISS) AHÍ !! Y si no tocando en la calle.
¿Qué tal un poquito de MARAH?


Cojonudo el blog!
BYE

recopetin dijo...

Hola GABBA GABBA HEY, con ese nombre sobra que te pronuncies sobre lo de los KISS. Los RAMONES, eso me gusta a mi.
PERSONALMENTE busco sobre todo VERDAD, algo autentico, y es tan jodidamente dificil de encontrar! Busco imperfección, busco atropello, busco tensión y busco nervios. NO exijo nada, esto para mi es muy importante.
Me encantan los muy poquitos que se plantan ahí arriba a hacer música sin mas, a sacar lo que tienen dentro a ser posible sin guión y me gusta que se inventen cada momento del concierto cada noche. Ahí es nada... Adoro a los grupos que son capaces de tocar sin "Setlist" previsto.
Esto claro es una manera particular de entender la música, distinta a la de la técnica y la ejecución. Son los momentos de gloria a lo Leo Messi o el Diego. Vía libre a la brillantez y genialidad. Y recordemos que a priori no nos educaron para esto.
Cómo si los conciertos de rock pudieran ser un poco mas Jazz, pero mejor todavía.
Y para acabar la mandanga que resumen todas mis aspiraciones. El lugar con el que sueño (y he flipado docenas de veces que estaba allí) con ver a cualquier grupo es en su local de ensayo (incluidos KISS) AHÍ !! Y si no tocando en la calle.
¿Qué tal un poquito de MARAH?


Cojonudo el blog!
BYE

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Gracias por tu comentario Recopetín y perdona que haya tardado tanto en publicarlo pero es que si no modero estos comentarios de entradas antiguas ¡no me entero de que habéis escrito! así que no es afán censor, es una forma de enterarme cuando la gente escribe en entradas antiguas que ya no suelo mirar.
Los demás comentarios que has hecho no los pongo porque son iguales ¿te parece?

Un esquimal onanista (como otro cualquiera) dijo...

Y sobre Marah, uno de los grupos que mejor se ajusta a la concepción que has descrito creo yo, te recomiendo que visites el corral del pollo, enlazado a la derecha, creo recordar que ahí tienen algún disco suyo colgado. por aquí es posible que parezcan, pero no será a corto plazo.